Evangelios

Los cuatro evagelios canónicos del Nuevo Testamento.

Evangelios

Se conocen como evangelios canónicos los cuatros libros del , atribuidos a Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Como es sabido, ningún relato evangélico fue escrito por testigos directos de la vida de Jesús y se observan importantes diferencias de contenido entre ellos, que reflejan las distintas tradiciones orales.

Solo el evangelio de Tomás fue escrito por un testigo directo, pero sin embargo, no fue incorporado al canon oficial.

Ninguno de los cuatro evangelios canónicos formó parte del conjunto de escrituras comprendidas por el Antiguo Testamento, hasta el 367 d.C., cuando el obispo de Alejandría, Anastasio, resolvió incorporarlos a las Escrituras Sagradas.


Atribuído a:

Probable fecha de escritura

Carácter del contenido

Otras observaciones

Mateo




70 y 80 d.C.

Es el evangelio en el que se describen más curaciones milagrosas.

Los hechos se presentan alterando la secuencia temporal según llegan a la memoria del autor.

Marcos





60 y 70 d.C.

Resulta evidente que el autor conoce aspectos del Antiguo testamento en tanto utiliza símbolos numéricos y otras alegorías.

Abundan ataques verbales a los fariseos es una medida mayor que en los otros evangelios.

Lucas





85 d.C.

Las citas al Antiguo testamento son escasas. Es el evangelio que contiene las parábolas más conocidas.

Los aspectos literarios y psicológicos de la composición de este texto son los más logrados de los cuatro evangelios.

Juan

100 d.C.

Se difundió en Egipto en el 125 d.C., y en el 175 d.C. Ya circulaban sus copias por Cartago Esmirna y Lyon.

Los hechos parecen narrarse más en calidad de símbolos y alegorías que en un sentido biográfico-histórico. Los milagros se definen como “señales”, marcando distancia de lo mágico y acercándola a lo sagrado. Juan describe así solo siete “milagros” y les atribuye siempre un significado simbólico.

Es el evangelio de mayor contenido filosófico y evidencia el conocimiento del Antiguo Testamento por parte del autor.


Las formulaciones del evangelio de Juan son afines al contenido de los Textos de Qumran.