Angeles

Sobre las raices del culto a los ángeles en las principales religiones monoteístas.

Angeles

Con el nombre “ángeles” se designa a muchos espíritus sobrenaturales que aparecen en muchas religiones y tienen como finalidad cumplir ciertas misiones en la tierra de acuerdo a lo que les es encargado por la divinidad. La creencia en los ángeles esta difundida en muchas culturas a lo largo de la historia aunque respondan a formas diferentes, incluso, bajo la inspiración de la New Age, su veneración cobró renovada importancia aun cuando éstos puedan con frecuencia confundirse con otros espíritus sobrenaturales como personas muertas o extraterrestres.

Los orígenes de las creencias angélicas se remontan a la Mesopotamia en donde se los consideraba genios alados especialmente dentro del zoroastrismo en Persia. Así, los ángeles aparecen en sellos sumerios y en murales asirios, así como también en cerámicas babilónicas.

Los ángeles son figuras características de la tradición bíblica israelí y de las religiones derivadas, el cristianismo y el islam.

El sexo de los ángeles

Las representaciones sumerias, babilónicas y asirias exhiben pues seres alados y sexuados. En efecto, para estas tradiciones, existían tanto ángeles femeninos como masculinos. Sin embargo, parte de las discusiones medievales se centraron en legendarias disputas doctrinarias sobre el sexo de los ángeles.

Según H. Bloom, una larga tradción dentro del zoroastrismo y el judaísmo, muchos ángeles caían como causa de la lujuria disparada por la belleza de las hijas de los humanos. Y existen además, fuentes esotéricas y cabalísticas que especulan sobre la sexualidad angélica... sin embargo, tanto para la Biblia, como para el Corán, los ángeles parecen ser solo masculinos.

Los ángeles en el Antiguo Testamento

Los ángeles en el Antiguo Testamento son fuertes, duros, luchadores y viriles. Equipados con espadas, lanzallamas y otras armas luminosas, provocan pánico y asustan.

El libro de Enoc, en una ampliación de Génesis 6, 1-4 se relata el descenso de dos centenares de ángeles que cayendo sobre el Monte Hermon copulan con mujeres terrenales. Los ángeles caídos engendran gigantes de apetito voraz los que finalmente se comen unos a otros.

Aparecen también ángeles en la expulsión de Adan y Eva. Un ángel evita que Abraham sacrifique a su hijo Isaac, se le aparecen en Moises en la zarza ardiente, a Gedeón y a la madre de Sansón. Un ángel lucha contra jacob en le vado de Yaboc. Se aparecen en los sueños de Jacob. Un ángel ayuda a Tobías a expulsar el espíritu malvado que anida en Sara y que hacía que todos sus maridos muriesen.

El ángel exterminador es enviado a por Dios para asesinar los primogénitos en Egipto y también para matar 185 asirios en tiempos de Isaías.

Los ángeles en el Nuevo Testamento

En general, los ángeles de Nuevo Testamento se vuelven tiernos e incluso asexuados. Se le aparecen a José y a María para anunciar la llegada de Jesús. Mateo menciona las legiones de seres angélicos. Lucas explica como un ángel se le aparece a Jesús en el monte de los Olivos. También un ángel se le aparece a Felipe en camino de Gaza y otro sacará a Pedro de la cárcel de Herodes.

En el libro del Apocalipsis se mencionan tanto ángeles buenos como malos. Y fue seudo-Dionisio Areopagita quien finalmente en el siglo V estableció las jerarquías angélicas.

Los ángeles en el judaísmo actual

Los ángeles, son en efecto, parte de la iconografía semita y representan probablemente la dimensión imaginable desde la cual Dios se le revela a la humanidad. Sin embargo, pese a la relevancia de los ángeles en el pasado, la creencia en estos espíritus angélicos solo es sostenida por el judaísmo ortodoxo. Otros grupos judíos, consideran que los ángles son expresiones literarias que deben ser interpretadas simbólicamente.

Los ángeles y el islam

Dentro del mundo islámico, los ángeles tienen aún gran importancia. Considerados superiores al hombre común, son sin embargo, inferiores a los profetas.

Gabriel fue quien ayudó a traer el Corán al mundo. Israfil, tocará las trompetas el día del juicio final, ya que es el ángel de la muerte.