El más allá

Sobre la creencia en la vida después de la muerte en diferentes religiones.

El más allá

La idea de “más allá” puede identificarse en los orígenes del hombre, se trata de una creencia que ya se hace manifiesta desde enterramientos tan antiguos como el de los hombres de Neandertal.

La idea del “más allá”, se basa en la creencia de que una parte humana sobrevive de alguna manera después de la muerte. El concepto, suele ser diferente en cada religión y ha presentado variantes en distintas civilizaciones.

El antiguo Egipto fue uno de los pueblos que mayor interés demostró por el “más allá”, tal como puede verse en las momificaciones que se realizaban y en los ritos para ayudar al muerto a alcanzar ese “mas allá”, así como los Textos de las Pirámides y el Libro de los muertos. Se creía que los muertos alcanzaban el más allá como una de las estrellas o como miembros de la tripulación del barco solar de Ra.

En la antigua Mesopotamia, se creía que la inmortalidad era solo un atributo de los dioses y que los mortales descendían al mundo de Nergal y Ereshkigal luego de la muerte. Era la “tierra del no retorno”. Algunos piensan que también se creía en un juicio final a cargo del dios solar Shamash.

El destino del alma, para los antiguos griegos, era el Hades. Solo los héroes tenían el pasaje a las islas de los bienaveturados. Para los pecadores, solo cabía esperar el castigo.

En el credo cristiano, la resurrección de la carne y la vida perdurable es parte central del dogma. El “más llá” es una noción que incluye la noción de “fin de la historia” y se conecta con la resurrección de Jesús, su segunda venida y el juicio final, tras lo cual toda la humanidad resucitará.

Para el Islam, existe tras la muerte un paraíso y un infierno, que les está reservado a los infieles.

El judaísmo no desarrolla específicamente la noción de “más allá”, aunque se reconoce la inmortalidad del alma, que esperarán hasta la creación de un mundo futuro (olam aba)

En el budismo y en el hinduismo, el más allá es un concepto asociado a la noción de reencarnación, la cual, durará hasta que la cadena se rompa y se llegue a la eternidad de un nirvana que significa la abolición de toda conciencia.

Búsqueda personalizada
INICIO